Blog donde compartiré poesía, música, noticias o lo que me plazca.

Sinesita&Andrés&Carlota cover – HOME: http://youtu.be/2J_5bDxgFxQ

Querría haber subido estas imagenes con mi anterior entrada, pero por una serie de motivos no he podido. Son fotografías sacadas con mi teléfono móvil durante todos los paseos dados por esas calles.
No espero que os gusten, simplemente que las veais,10371741_693813487322261_1360391204573025972_n 10371741_693814227322187_3031875089850431183_n 10375991_693815020655441_5752218105581171341_n 64193_693813400655603_3990994039730125655_n 1511354_693814130655530_8116100227908375594_n 1901206_693814037322206_6616549556132718953_n 10155488_693815750655368_3363857062626374364_n 10171901_693814090655534_2639786648818993387_n 10177903_695810247122585_3471320752463395516_n 10246588_693813577322252_934514922213928640_n 10252104_693815703988706_3994891026679763572_n 10259837_693814977322112_1608560138655430694_n 10268661_693814923988784_3537247239912724584_n 10296848_693813690655574_7400820854950741407_n 10305042_693813433988933_1118602859050426940_n 10312629_693815080655435_8785258257997725834_n 10313041_693813537322256_2486600628704315396_n 10313962_693814247322185_4616041661926624184_n 10314483_693815407322069_9022267133114652094_n 10325417_693814173988859_7669095795599246398_n 10350434_693815200655423_5998068339535565929_n 10358127_693813663988910_8739909623137482355_n 10360197_693815130655430_5251621839964817426_n 10361311_693813730655570_3868355449385493244_n 10363682_693813920655551_645917727240917569_n

Hace mucho que no subo una entrada, pero acabo de viajar, y me gustaría mostraros uno de los escritos que hice en esta aventura:

 

Siempre me ha costado mucho escribir en los trenes, pero está ocasión, sin duda, merece la pena; Estoy en el tren Mostar – Sarajevo, un tren con unas vistas increíbles que acompañan al río Neretva, un río azul turquesa. Es un tren antiguo, me parece que de los años sesenta que está lleno de polvo, tengo la tráquea como una pelota, aún así, disfruto.
Ayer estuvimos en Dubrovnik, el casco viejo es impresionante y apenas está estropeado por la guerra, pocas ruinas he visto, al contrario que en Mostar. No sabría explicar lo que allí sentí, pero como quiero dejarlo reflejado en un papel, intentaré buscar las palabras apropiadas; vemos las noticias cómodamente desde nuestras casas, vivimos en una burbuja. Vemos como personas (hombres, mujeres, niños..) luchan por sobrevivir mientras nosotros a las tres de la tarde, nos sentamos en el sofá de nuestros hogares, comemos nuestra sopita, vemos esas imágenes, y ni nos inmutamos. La guerra que ha habido aquí, la he tenido que estudiar el año pasado, y ni siquiera me acordaba de ello, para mí fueron unos nombres y fechas que vomitar en un papel para que luego me pusiesen un numerito en la esquina superior derecha. Ahora lo veo todo diferente, ahora que siento la amargura que ha dejado este holocausto permitido por la Unión Europea, ahora que veo los impactos de las balas en las paredes y suelos, las ruinas, ahora que veo los destrozos de una guerra llena de muertes, violaciones, hurtos y más muertes, ahora que han pasado casi vente años desde que Yugoslavia se separara. Caminas por la calle y hueles la desesperación, los gritos y llantos que han habido en este lugar.
Nunca había visto ni sentido esto, en breves cumpliré los diecisiete, sí, soy joven, pero no inculta ni insensible. Probablemente haya más de uno que me llame exagerada pero no se puede hacer una idea de lo que es ver con tus propios ojos por primera vez en tu vida.
Me siento irrespetuosa por haber aprendido los sucesos históricos tal y como lo hice, leer, chapar, escribir y olvidar, pero me he dado cuenta a tiempo y desde ahora sé que hay que reflexionar sobre lo que se lee o se ve. Una imagen hay que pensarla, mirarla con atención, buscar información sobre ella para que realmente valga más de mil palabras.

AFRODITA: UN POEMA

Lecturas desde el noroeste. De Emilio Barrenetxea

Después de una larga antipatía (bilateral) con mi ordenador y a consiguiente agrafia, una circunstancia excepcional (la estancia de mi hija en casa y su décimo sexto aniversario) me hace retomar el blog y apuntar este poema, no sé si bueno (sí sé, pero más vale que me calle), pero sí muy querido por mí; pero además, otra circunstancia me ha puesto sobre el teclado: los últimos apuntes de Mera (“Desde un faro”) con tanto acierto como justo cabreo, apuntes que me han hecho sentirme como un vago impenitente, así que aquí, de nuevo y, aunque el cabreo de Mera se suma a mi propio cabreo, no voy a daros hoy sino un poema, y un poema de amor, o más bien a la atracción del Amor. A su belleza enigmática.
Es verdad que nos rodean los imbéciles, cretinos codiciosos, estultos de grandes bocas delanteras por donde salen memeces sin…

Ver la entrada original 695 palabras más